Acoso laboral y personal (2). Cómo saber si estoy siendo acosado

 

Aunque pueda resultar sorprendente, muchos trabajadores no son o no quieren ser conscientes de que están siendo objeto de mobbing. Suelen creer que aunque tienen problemas, “no llega a ser mobbing”, poniendo en marcha un mecanismo de autoprotección psicológica mediante el cual están reevaluando permanentemente las conductas de acoso, el contexto laboral y su propia responsabilidad para no encasillarse como “víctimas”.

El individuo percibe que la incertidumbre e indefensión que produciría ser consciente de que se está siendo acosado de manera fehaciente, junto con el escaso apoyo social percibido, produciría mucha frustración y estrés. A eso hay que sumarle las condiciones personales, familiares y sociales del individuo, que también van a influir en cómo percibe ese acoso. No es lo mismo estar sano, tener buen ambiente y apoyo familiar, una buena situación financiera en casa, apoyo social de amigos y compañeros que carecer de estas fuentes de contención del estrés (recursos). La misma situación de mobbing puede resultar “insoportable” para algunos y “llevadera” para otros en función de los recursos disponibles. En la misma medida, algunos estarán mejor preparados que otros para hacerle frente, siendo uno de los recursos más importantes “el apoyo social percibido”.

¡Uno de los recursos más importantes es el apoyo social percibido!

Así que los trabajadores que “perciben” escasos recursos, en un intento por reducir estas emociones se pasan las jornadas reevaluando las conductas de acoso, justificándolas, asumiendo culpas, e intentando “adaptarse”; entrando en un círculo vicioso en el que las conductas no sólo no cesan, sino que se autoalimentan al no obtener las respuestas apropiadas de contención. El estrés va en aumento, y es cuestión de tiempo que aparezcan los problemas emocionales serios, baje el rendimiento laboral y todavía se agudice más el acoso al hacerse patente la desmotivación del trabajador en algunas ocasiones (que el acosador va a aprovechar).

ACOSO

Bucle de acoso laboral

Una vez aclarado el bucle del acoso laboral tengo que decir que saber a ciencia cierta que estamos ante un caso de mobbing requiere utilizar un cuestionario validado para la población española. Los instrumentos que evalúan este tipo de constructos psicológicos deben ser adaptados a la población y cultura específica, y además deben haber superado unos controles de validez (miden realmente el acoso laboral) y fiabilidad (es capaz de discriminar entre acosados y no acosados con una puntuación adecuada).

En estos momentos, que yo sepa, no existe ninguno adaptado verdaderamente a los bomberos españoles. Por lo que debemos valernos de otros instrumentos de corte más generalista.

 En el acoso hay que valorar fundamentalmente 7 factores diferenciados de ataque al trabajador:

  1. ACOSO MEDIANTE MEDIDAS ORGANIZACIONALES
    • El superior restringe a la persona las posibilidades de hablar
    • Cambiar la ubicación de una persona separándole de sus compañeros
    • Prohibir a los compañeros que hablen a una persona determinada
    • Obligar a alguien a ejecutar tareas en contra de su conciencia
    • Juzgar el desempeño de una persona de manera ofensiva
    • Cuestionar las decisiones de una persona
    • No asignar tareas a una persona
    • Asignar tareas sin sentido
    • Asignar a una persona tareas muy por debajo de sus capacidades
    • Asignar tareas degradantes
  2. ACOSO MEDIANTE AISLAMIENTO SOCIAL
    • Restringir a los compañeros la posibilidad de hablar con una persona
    • Rehusar la comunicación con una persona a través de miradas y gestos
    • Rehusar la comunicación con una persona a través de no comunicarse directamente con ella
    • No dirigir la palabra a una persona
    • Tratar a una persona como si no existiera
  3. ATAQUES A LA VIDA PRIVADA
    • Críticas permanentes a la vida privada de una persona
    • Terror telefónico
    • Hacer parecer estúpida a una persona
    • Dar a entender que una persona tiene problemas psicológicos
    • Mofarse de las discapacidades de una persona
    • Imitar los gestos, voces… de una persona
    • Mofarse de la vida privada de una persona
  4. VIOLENCIA FÍSICA
    • Ofertas sexuales, violencia sexual
    • Amenazas de violencia física
    • Uso de violencia menor
    • Maltrato físico
  5. ATAQUES A LAS ACTITUDES DE LA VÍCTIMA
    • Ataques a las actitudes y creencias políticas
    • Ataques a las actitudes y creencias religiosas
    • Mofarse de la nacionalidad de la víctima
  6. AGRESIONES VERBALES
    • Gritar o insultar
    • Críticas permanentes del trabajo de la persona
    • Amenazas verbales
  7. RUMORES
    • Hablar mal de la persona a su espalda
    • Difusión de rumores

En España, una buena referencia para el mobbing general es el trabajo de Piñuel, de la Universidad de Alcalá de Henares, autor del Barómetro Cisneros, acrónimo que identifica el Cuestionario Individual sobre Psicoterror, Negación, Estigmatización y Rechazo en Organizaciones Sociales. Sus resultados han sido tenidos en cuenta como la auténtica «radiografía» de la situación del acoso psicológico en el trabajo en nuestro p. En este sentido, los comportamientos de mobbing más frecuentemente encontrados en el Barómetro Cisneros se resumen en la siguiente tabla:Los 10 comportamientos de mobbing más frecuentes según el Barómetro Cisneros II (Piñuel, 2002)

Sin embargo, estos ítem del Barómetro Cisneros no los veo del todo adaptados a nuestro trabajo.

 ¡Uno de los mejores cuestionarios y más completos es el de Leymann, el cual consta de 60 preguntas que se contestan aproximadamente en 5 minutos!

 

No obstante, dos autores (Van Dick y Wagner) han resumido el cuestionario de Leymann en 4 ítems para aplicarlo a sus trabajos de investigación. El individuo entrevistado ha de responder a cada ítem con un verdadero o falso:

1. El jefe me trata como si fuera invisible.
2. El jefe me critica con frecuencia sin razón.
3. Mis compañeros difunden rumores sobre mí.
4. Me suelen excluir de actividades sociales.

 

Me ha parecido un trabajo de adaptación/reducción susceptible de ser aplicado en nuestra profesión como un buen indicador de que “algo no va bien y que posiblemente exista mobbing”. Y de que hay que ponerse las pilas.

 ¡Los 4 ítems de Van Dick y Wagner pueden ser un buen indicador de que estamos ante un posible caso de Mobbing en Bomberos!

Si os sentís identificados con al menos 2 de los ítems de Van Dick y wagner, os recomiendo que dediquéis 5 minutos a rellenar el cuestionario de Leymann. En el siguiente enlace podéis hacerlo para población española

Resultado de imagen de cuestionario

Nos vemos en la siguiente entrada:

Acoso laboral y personal (3). Cómo defenderse


 

logo 221

 

Esta entrada fue publicada en Salud laboral. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *